Primeras impresiones

En mi primer día de trabajo estaba a las 08:03h, impuntual como un reloj, en la recepción, vestida con mi uniforme -atuendo típico canario, rollo “Granjero Busca Esposa”- lista para absorber como una esponja de mar todas las novedades. Pasé mi primer día en recepción con Juani y Andrés, una pareja entrañable que hizo mis primeras horas súuuper agradables.

Tenemos chica nueva en la oficina, no se llama Farala, se llama Mara, pero es divina” y “Voy a hacer un Todo Incluido: pis, café y demás” entre otras notas de color que Juani dio al día. Andrés me contó la tenebrosa historia de una foto de hace más de 20 años que hay en la recepción, de la que han ido muriendo, en orden de aparición en la foto, 4 de las 10 personas retratadas. Me ha recordado a “El Resplandor”. Muy chungo.

Mi segundo día de trabajo comenzó con el check-out de un matrimonio alemán entrañable. Les pedí disculpas por la demora, argumentando que era mi primer día, y con una sonrisa encantadora me dijeron: “Bienvenida, estás trabajando en el paraíso. Toma, un regalo. Te traerá suerte.” Y me entregaron un marcapáginas precioso con forma de corazón. Me resultó tan emocionante que casi se me saltan las lágrimas. Por la tarde fui a hablar con los socorristas de la playa para informarme sobre el voluntariado con Cruz Roja en la isla, me dijeron que vaya a La Villa. Lo haré.

En solo dos días he aprendido una barbaridad. La vida aquí es diferente. La gente se sonríe y saluda por la calle, incluso a mí, aunque no sepan quién soy. Aquí no hace falta mirar antes de cruzar, porque a penas circulan coches. La gente entabla conversación con facilidad y confía. El mar inspira paz, el entorno tiene un equilibrio especial.

Los helados que parecen de vainilla pueden ser de piña, los yogures son de coco y papaya, los niños silban a sus madres desde el parque como si fueran pajarillos y hay casi un gato por habitante en Playa Santiago.

Estoy contenta, pero agotada. Tantas emociones, tantas novedades, tanta información y caras nuevas… Sigo expectante. Quiero adaptarme lo antes posible, encontrar mi espacio y mi gente, sentirme en casa.

Advertisements
Categories: Sensaciones | Tags: | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: