Se nos quema la isla…

Qué sentimiento de desesperanza. Cuánta frustración. Me invade la tristeza más absoluta…

Hoy por la tarde, desde la oficina, hemos escuchado un estruendo terrible. Christina ha lanzado la pregunta al aire: “¿Qué será eso?”, “Parece un helicóptero” he contestado, y no le hemos dado mayor importancia…

A las 19h he bajado al Club Laurel y se me ha sobrecogido el corazón. Había leído un par de horas antes que se había desatado un incendio en Imada, pero no pensé que hubiera llegado tan lejos. Desde la orilla del mar se veían las llamas y una inmensa nube de humo negro sobre el valle. Los músicos de la boda han empezado a tocar a las 20h. El repertorio: Canciones de amor gomeras. La banda sonora más trágica imaginable para la catástrofe que se estaba viviendo.

Todos mirábamos hacia lo alto de los barrancos, rezando por que las llamas no llegaran al Parque Nacional. Caída la noche, aumenta el dramatismo del incendio: Se ven las llamas con mayor claridad, el cielo teñido de rojo.

No sé si habrán cortado alguna carretera, pero no dejan de pasar coches y furgonetas con sirenas y luces azules o naranjas hacia Alajeró. Dicen que el fuego ha llegado a la estación de guaguas y desde mi casa parece que avanza hacia el oeste por la parte alta de la isla. No hay actualizaciones sobre el alcance del fuego en ninguna web. No sé qué hacer. He llamado al 112, pero aparentemente por el momento no se puede colaborar de ninguna manera…

En medio de mi desesperación, me sentía necesitada de un abrazo, de alguien que me arrullara, que compartiera la pena conmigo. He escrito un mensaje a esa persona que deseaba que estuviera a mi lado, aunque se encuentre a miles de kilómetros de aquí. A los 10 minutos me ha llamado: “¿Qué pasa? Estaba durmiendo y de pronto me he despertado, me ha dado por abrir el correo y he visto tu mensaje… Me he asustado.” Quizás cuando se está “conectado” con alguien, hay una energía que fluye, que no entiende de palabras, tecnología, ni distancias. Ahora me siento un poquito mejor. Concentraré toda mi energía en que consigamos controlar y extinguir el fuego durante la noche.

Advertisements
Categories: Personas y personajes, Sensaciones | Tags: , , , , | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: