Revivir

Anteayer hizo 2 meses que desembarqué en La Gomera. Me siento en casa, me siento en paz. Parece como si el destino me hubiera traído aquí para que una parte de mí descubriera que siempre ha pertenecido a esta isla, para que esa parte descubriera sus orígenes, su esencia, y diera sentido a una idea, vida a un puñado de palabras.

Hay momentos tan sencillos, tan felices, que basta cerrar los ojos y dejarse envolver por todo lo que se ve, se huele, se escucha, se saborea y se toca para pensar que el tiempo anterior a esto ha sido un espejismo, una ilusión. Aquí la vida es pura, sabe a sal, a pulpa de fruta, huele a café caliente, suena a guitarra, a piedras rodando bajo las olas, a risas, es clara y luminosa y aunque áspera, también resulta cálida y mullida.

En estos dos meses he aprendido mucho sobre la vida, sobre el ser humano, sobre mí misma. Este cambio me ha abierto los ojos, me ha ayudado a renacer, a revivir.

Advertisements
Categories: Querido Diario | Tags: , , | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: