La soledad

Es la primera vez en mis casi 30 años de vida que camino a mi ritmo, con mis cosas, asimilando mis altos y mis bajos, haciendo todo lo que me apetece, cuando y como me apetece. La soledad. ¡La estoy disfrutando tanto! Estoy aprendiendo a conocerme, a ser feliz con las pequeñas cosas. El mar, el aire limpio, el sol, las estrellas… rellenan los recovecos de mi cuerpo y mi alma y me hacen sentir radiante, día tras día.

He perdonado sin esfuerzo, han sanado mis heridas, amo con más intensidad que nunca y me empapo de todo lo bueno que me ofrece esta isla, este renacer. Es maravilloso  sentirse tan viva. No limitarse a existir, a dejarse arrastrar, sino decidir vivir de verdad, despacito, y sonreír maravillada cada minuto que pasa, descubriendo y redescubriendo sin prisa, como cuando era niña.

No tengo miedo más que a despertar de este dulce sueño… Porque aquí solo hay que dejarse llevar por la brisa, por las olas… aquí triunfa la naturaleza y por eso me siento segura, a salvo. Tengo la certeza de que, más que nunca, sea lo que sea, pase lo que pase, venga lo que venga, al final todo saldrá bien.

Advertisements
Categories: Querido Diario, Sensaciones | Tags: | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: