Cómo adelgazar 3 Kg en 3 días comiendo 3 Kg de gofio

Rosy y Julio llegaron a La Gomera el miércoles por la tarde y disfrutaron de un intenso primer día en la isla. Hicieron una excursión en barco, vieron delfines y ballenas, comieron gofio y pescado fresco en La Cuevita, disfrutaron de la playa…

Después de tan alegre jornada y de una rica cena en casa, sonaron bombos, platillos, tripas y empezó la gran fiesta. Una tremenda pota en el baño fue el detonante de la muerte en vida del pobre Julio. A las 2 de la mañana Rosy me llamó para ver dónde podía llevar al enfermo, que aparentemente había devuelto ya unas quinientas veces y estaba al borde de la deshidratación.

Tras una interesante visita al centro de salud de Playa Santiago, al día siguiente Julio me advirtió: “Mira Mara, solo te deseo una cosa: Que nunca te pase nada en La Gomera” y entonces Rosy pasó a relatarImageme la terrorífica historia que a continuación os narro:

Vimos un cartel de la Cruz Roja y dedujimos que aquello debía de ser el Centro de Salud. Llamamos y nos abrió un señor en calzoncillos. “¿Qué queréis?” “Uy, nosotros veníamos al Centro de Salud”. Vale, nos habíamos equivocado, era un poco más abajo… Toc toc toc. Y salió el que resultó ser el enfermero, con unas legañas del tamaño de un hamster y los ojos a medio abrir. Nos metió en una de las salas y fue a buscar a la médico, que vino también desempolvándose la bata de sueño. Le conté lo que le pasaba a Julio. Aha, aha. “A ver, la tarjeta sanitaria, por favor. Ehm, pero esta no vale. Ah, espera, que sois EXTRANJEROS. Bueno, es igual. Vamos a tomarle la tensión… Uy, espera, este aparato no funciona, vamos a la otra sala”. Y allí que nos fuimos. Bueno, Julio medio desmayao agarrado a mí y ellos por delante, como si no fuera con ellos. Le tomaron el pulso en la otra sala, le pincharon un Primperán y le dijeron que bebiera Seven Up y galletas de agua. Hum, será Aquarius ¿no? “Lo que sea. Y cuando te encuentres mejor, os marcháis”. Tracatrá. Y se volvieron a acostar.

Entonces Julio dejó de vomitar y empezó a descomer líquido por el otro extremo del aparato digestivo. Así se pasó el día siguiente entero. Con una tremenda flojera y sin ganas de nada, salvo de recordarme permanentemente que debía dejar constancia de esta dramático-cachonda experiencia en los anales del blog. Y aquí estamos…

Su tercer y último día en la isla fue intensivo: Fuimos a caminar por El Cedro, almorzamos potaje de berros y pasamos la tarde en Valle Gran Rey. Después de cenar, Julio delegó el papel protagonista de la tragicomedia a Rosy. El viaje de vuelta a casa fue tremebundo. Si los 45 km de VGR a Playa Santiago ya pueden ser una tortura per se, sin aditivos, no me quiero imaginar, aunque lo viví, cómo fueron para Rosy. Paramos unas 6 veces para que vomitara en la cuneta. Al fin llegó a casa y parece que se le pasó la cosa… a la mitad inferior del cuerpo.

A la mañana siguiente cogieron el primer avión. Y con su estela dejaron en mí también un inolvidable recuerdo de su paso por la isla. Fue un día entretenidísimo entre Imageel baño, el jardín y la cama. Por la noche volvió Yaron a casa y yo no tenía ni fuerzas para levantarme. Aunque para llorarle un poco sí. Al ratito me dijo: “Te he hecho algo de cenar. Ven, come, que te sentará bien”. Yo fui a la cocina con la esperanza de encontrarme un poquito de arroz hervido, un yogur, una tortillita francesa… pero no. Me había hecho huevos fritos con patatas. Yo no daba crédito. Le miré literalmente con lágrimas en los ojos y le pregunté: “¿Pero tú qué quieres, MATARME?”.

PEEERO, al final, como la mayoría de las cosas en la vida, los virus chungos también se curan con tiempo y muuucho amor.

Advertisements
Categories: Personas y personajes, Sensaciones | Tags: , , , | Leave a comment

Post navigation

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

%d bloggers like this: